LA DIGNIDAD DE LAS SEXUALIDADES: EL TERCER BANDO

*Los Exóticos eran personajes interpretados por luchadores heterosexuales, pero con la llegada de Rudy Reyna y Babe Sharon a finales de los años 70, se rompen paradigmas al ser de los primeros exóticos abiertamente homosexuales, percibiéndose más naturales al luchar y mostrarse

Con más de 80 años de existencia, llamados el tercer bando, Los Exóticos son artistas de la lucha libre; hay quienes tienen orientación sexual o identidad de género disidente en este grupo y a todxs se les arropa. Esa unión ha hecho que haya menor temor a la discriminación. Cuando se suben al cuadrilátero no pelean por ser quienes son, sino simplemente son otrxs luchadorxs más que aman este espectáculo tan mexicano. Con maquillaje y mucha brillantina, luchan, eso sí, por romper estereotipos machistas.

 Reyna, conocido también como “La mamá de los exóticos” se ganó ese mote por apadrinar a principios de los 90 a luchadores abiertamente gays como May Flowers, Pimpinela Escarlata y posteriormente a Cassandro. Fueron estos últimos quienes revolucionaron este estilo con vestuario y maquillaje de tipo show travesti: plumas, batas, leotardos, medias y ademanes más femeninos.

La historia de Los Exóticos sigue viva.

POLVO DE ESTRELLAS

“Inicié en la lucha libre por empezar a defenderme, porque todo mundo me pegaba. Empecé como aficionado. El Santo me dijo en mis inicios en Acapulco: ‘Vas a llegar a ser un luchador grande, sigue entrenando’. Debuté en 1982 por error, sin tener equipo profesional porque hizo falta un luchador y me dijeron: ponte un short y ahí una playera, y así descalzo porque no tenía botas. Total que hace falta un luchador y nadie quería subir. Lo más bonito que me ha dejado mi personaje es el reconocimiento de la gente”

ESTRELLA DIVINA

“Ser de Los Exóticos fue como formar parte de una comunidad donde me sentí aceptada. Hasta donde yo tengo entendido somos 6 o 7 chicas trans en la lucha libre, somos muy poquitas aquí en México. En la lucha libre si hay más mujeres trans, incluso hay empresas como Impact Wrestling o AEW que en la categoría femenil ya tienen a mujeres trans trabajando y no las anuncian como un exótico, como un homosexual ni nada de eso. Creo que eso falta en México para que avance la cultura y el día de mañana, si no me toca a mí o a mis hermanas, pues las nuevas generaciones ya no pasen eso que yo pasé y ya no nos anuncien como un gay, como un exótico sino como una mujer más del cartel”.

Deja una respuesta