Basquetbolista dio positivo en una prueba de embarazo en Francia

D.J. Cooper, un basquetbolista estadounidense del AS Mónaco Basket, que juega en la liga de Francia, ha sido todo un tema, luego de que arrojara positivo en una prueba de embarazo, por lo cual no volverá a jugar de manera profesional hasta el año 2020.

El caso ha dado de qué hablar, ya que el año pasado anunció que dejaría las duelas por un tiempo por problemas personales y su decisión fue respetada por la prensa de Francia, que guardó distancia respecto al tema.

 

¿Cómo se embarazó?

Esto no es obra del Espíritu Santo. Genética y fisiológicamente los hombres no se pueden embarazar, es decir, Cooper no está embarazado. Lo que realmente pasó, es que el basquetbolista fue sometido a un control antidopaje como cualquier deportista profesional en 2018 e hizo trampa.

En la prueba de orina salió completamente limpio de sustancias prohibidas, sin embargo llamó la atención la presencia de una hormona conocida como gHC, la cual es producida por la placenta cuando una mujer está embarazada.

El sitio croata Index dio a conocer esta semana que las pruebas correspondían en realidad a la esposa de Cooper. Es decir, el basquetbolista entregó pruebas de orina de su mujer y se llevó una gran sorpresa al ser descubierto en su intento por engañar al laboratorio y después al conocer que su pareja estaba embarazada.

El basquetbolista surgido de la Universidad de Ohio, tampoco dejó el basquetbol de Francia por problemas personales, sino que la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) supo desde 2018 sobre este intento de engaño, por lo que aplació una suspensión de dos años, de modo que no volverá a jugar hasta 2020.

Estas no sólo son malas noticias para el equipo monegasco, sino también para la selección de Bosnia, con la que se nacionalizó tras buscar acomodo en el basquetbol de Europa en 2013, luego de no ser incluido en el Draft de la NBA en ese año.

 

Deja un comentario