NO SOLO SON CARAS BONITAS SINO TALENTOSAS

Asistir a los campos donde juegan las chicas es un deleite, por su real entrega, su capacidad de jugar en conjunto, sus movimientos ágiles, su destreza en cada una de las jugadas, todas esas características bastarían para darse por bien pagado su boleto, pero no, no es así, tienen un ingrediente extra: la elegancia y la femeneidad a flote durante todo el encuentro. Si usted no ha asistido… LÁSTIMA, NO SABE DE LO QUE SE HA PERDIDO… un buen espectáculo

 

Deja un comentario